Porcelana Kraak

Cuando nos preguntamos en que consiste la porcelana Kraak, hablamos de un tipo de porcelana que se empezó a producir hacia el año 1640, aquellos años forman parte del imperio de Wanli. Se considera que los jarrones chinos fueron de las primeras cerámicas en llegar al continente Europeo en grandes cantidades, presentándose en formato de bodegones de grandes tamaños en el Renacimiento flamenco, simbolizaba los lujos y exclusividad del extranjero.

La porcelana Kraak tiene una curiosa característica, estar pingada en tonos azul cobalto y con esmalte blanco mejorado en la dinastía Ming. A menudo se puede observar que la decoración de estos jarrones chinos antiguos de Kraak, están pintados con diferentes temáticas tradicionales de la cultura China, como pueden ser las flores de peonías y crisantemos. También podemos encontrar diferentes símbolos budistas. Estos elementos de decoración utilizan paneles radicales donde la superficie de porcelana está dividida en segmentos con su propia imagen.

Cuando hablamos de una persona experta como puede ser Maura Rinaldi identificamos jarrones y tazones con un diseño que busca satisfacer a los gustos europeos.

Porcelana Jingdezhen

Hace ya un tiempo que un canal chino publicó el documental “Porcelana China Jingdezhen” En este nos hablaban de las piezas de cerámica diseñadas y fabricadas por el gran artista Huang Goujun.

En el reportaje plasman perfectamente el calor del fuego en los hornos de alfarería de Jingdezhen en China, donde todavía no ha desaparecido el fuego desde su creación hace unos dos mil años.

Allí aún se sigue trabajando de manera escrupulosa las técnicas de cocción milenarias y lo que nos permite entender la sabiduría de este pueblo que es capaz de guardar las grandes tradiciones ancestrales.

La cultura china nos permite realizar un viaje de aprendizaje y filosofía sobre el proceso de extracción de una gran diversidad de materiales de cerámica, necesarios para finalmente diseñar estos maravillosos jarrones Chinos antiguos.

Podríamos decir que resulta cuanto menos curioso, analizar esta filosofía y mentalidad que hace destacar este gran arte asiático, para deleite del mundo.